Piden descalificar a Top Gun: Maverick de los Oscar por la presunta financiación de un oligarca ruso

Top Gun

EUROPA PRESS –  Top Gun: Maverick, dirigida por Joseph Kosinski, es una de las candidatas al Oscar 2023 a mejor película, además de optar a otros cinco premios. Ahora el supuesto apoyo financiero de un oligarca ruso a la película protagonizada por Tom Cruise hace que refugiados ucranianos pidan su descalificación de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias de Hollywood.

Según recoge una información publicada por Deadline, un oligarca ruso participó en la financiación del filme como inversor a través de la productora New Republic Pictures. La organización ucraniana Ukrainian World Congress ha pedido a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas que revise la elegibilidad de Top Gun:  Maverick a los Oscar al conocerse que el multimillonario ruso Dimitry Rybolovlev ayudó indirectamente a financiar la película. Rybolovlev está en una lista de empresarios rusos sancionados por el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky.

«Ukrainian World Congress expresa su seria preocupación por la influencia de Rusia en la industria cinematográfica de Hollywood», escribió el presidente, Paul Grod, en una carta abierta dirigida a la presidenta de la Academia, Janet Yang. «La financiación de Rybolovlev de Top Gun: Maverick no se reveló públicamente y hay una buena razón para creer que su participación puede haber llevado a la censura en nombre del Kremlin. Contrariamente a la película original, Top Gun: Maverick no hace referencia directa o indirecta a Rusia. Esto no es una coincidencia. Hollywood debe vigilar y ser transparente sobre el uso de dinero ruso para promover la censura proKremlin», añade el texto.

Fuentes del estudio expresaron que, si bien New Republic Pictures ha invertido en películas de Paramount desde 2020, no hace aportes creativos en el contenido de las películas del estudio, incluida Top Gun: Maverick.

UN MAGNATE MUY CERCANO AL GOBIERNO DE PUTIN

LA Times publicó que, en una reciente demanda por incumplimiento de contrato presentada contra New Republic Pictures por su expresidente, Bradley Fischer, el demandante alegó que Rybolovlev desempeñó un papel clave en la financiación de Top Gun: Maverick y las secuelas de Misión Imposible.  Grod describió a Rybolovlev como «uno de los oligarcas más ricos de Rusia y un amigo cercano y socio del viceprimer ministro de Rusia, Yury Trutnev». También apuntó que el oligarca había sido socio del presidente bielorruso Alexander Lukashenko.

Top Gun: Maverick comenzó a desarrollarse en 2010, pero el proyecto avanzó definitivamente entre mayo de 2018 y abril de 2019, en un momento de deterioro en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia y en medio de acusaciones de que el país euroasiático había interferido en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016.

Rybolovlev, conocido como el rey de los fertilizantes, vive en Mónaco desde 2010, donde es propietario del club de fútbol AS Monaco. Rybolovlev es un renombrado coleccionista de arte cuya colección incluye obras de Pablo Picasso, Paul Gauguin, Auguste Rodin y Henri Matisse.  Rybolovlev ganó notoriedad en Estados Unidos por haberle comprado una vivienda a Donald Trump. Además, se encuentra entre un grupo de empresarios rusos que fueron sancionados por el presidente ucraniano Zelensky en octubre de 2022, pero hasta ahora ha evitado las sanciones en Europa y Estados Unidos.

Grod finalizó su carta con un llamamiento a la Academia para que rechace todas las películas con cualquier inversión directa o indirecta de los oligarcas rusos u otros grupos o personalidades que apoyen o no condenen la invasión rusa de Ucrania. También le pidió al organismo que emita una declaración durante la ceremonia, que tendrá lugar el domingo 12 de marzo, condenando «la guerra de Rusia contra Ucrania y cualquier intento de influir en Hollywood y la sociedad estadounidense».

 Te invitamos a leer: El Óscar mejor director, es un dos contra uno

 

Lo Reciente