Boicoteados este año, ¿han perdido su brillo los Globos de Oro?

Arte Y Medio

Ni estrellas, ni alfombra roja, ni transmisión televisiva: los ganadores de los Globos de Oro de este año serán anunciados en una ceremonia muy reducida este domingo. Con ese cambio de planes, resta la pregunta ¿son aún relevantes estos premios?

Los estudios de Hollywood acostumbran a usar el prestigio de los Globos de Oro como impulso para promocionar sus películas y programas de televisión. Este año, sin embargo, están boicoteando la tradicional gala.

"Ahora mismo, la mayoría en Hollywood no le está prestando atención a los Globos de Oro", opina Marc Malkin, el editor senior de cultura y eventos de la revista especializada Variety.

"Si Hollywood no está reconociendo estos premios en forma alguna, ¿qué significado tienen realmente? Creo que ninguno", agregó en entrevista con AFP.

El boicot es el resultado de años de prácticas cuestionables de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, por sus siglas en inglés), a cargo de la votación de los premios.

Círculos internos de Hollywood habían acusado al grupo, de unos cien escritores especializados en espectáculo y ligados a publicaciones extranjeras, de delitos diversos como corrupción y racismo.

Pero el peso que esta ceremonia tenía – sólo superada en prestigio por los Óscar – mantenía las críticas en un segundo plano, hasta que el diario Los Ángeles Times reveló que la HFPA no tenía miembros negros, desencadenando una reacción en cadena.

La televisora NBC, que tenía los derechos de la transmisión, retiró el programa de su parrilla de este año.

Así, la edición número 79 de los premios Globo de Oro no tendrá audiencia, cobertura mediática ni estrellas. La nueva ola de la pandemia es, sin embargo, lo que los organizadores argumentaron para justificar esta drástico cambio.

Pero Malkin afirma que "la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood sí intentó traer celebridades para ir y anunciar a los ganadores de este año de los Globos de Oro. Y ninguna celebridad, ninguna, aceptó".

– "Barómetro –

Es una realidad muy distante del rol que esta premiación tenía, considerada la "fiesta favorita de Hollywood", y el primer gran evento de la temporada de galardones.

Las películas premiadas con los Globos de Oro, incluso apenas nominadas, usualmente reportaban aumentos de taquilla, por lo que en años previos los estudios invertían en enormes vallas en Los Ángeles para ostentar estos reconocimientos.

Las favoritas de este año son "Belfast", de Kenneth Branagh, y "El poder del perro", de Jane Campion, con siete nominaciones cada una.

Pero no hay vallas exhibiendo esto, ni destaques en las redes sociales de las películas, a diferencia de lo que ocurre con los premios de la Crítica Cinematográfica, festivales de cine y otras nominaciones locales.

"Si tu obtienes un Globo de Oro pero no lo celebras, ¿importa?", reflexiona Malkin.

Claro que Hollywood adora una buena historia de resurgimiento, y pocos se arriesgarían a públicamente descartar la posibilidad de que estos famosos premios se rediman.

"Una estatua dorada es una estatua dorada. Por décadas esto ha sido el barómetro del éxito", afirma Richard Licata, un estratega en comunicaciones y director ejecutivo de la firma Licata & Co.

"Los Globos de Oro siempre le han importado a quien está en campaña por un Óscar o un Emmy", añade.

Después que estallara el escándalo, la HFPA se apresuró a realizar cambios. En 2021, la asociación admitió más miembros, en número y diversidad, que en años anteriores.

Prohibió a sus miembros aceptar regalos y lujosas estadías en hoteles, cortesía de los estudios que buscaban votos.

"Con el transcurrir del tiempo, y la reorganización en la HFPA, que ha retomado el control, creo que algunas personas han interpretado que el boicot era más una venganza personal", opina Licata.

Aunque en público, los estudios mantienen distancia de la HFPA, fuentes del mundo del espectáculo le han informado a AFP que los miembros de la asociación han recibido discretamente enlaces para ver las películas y han sido invitados a los estrenos, muchas veces a pedido de sus estrellas protagonistas.

– ¿Resurgimiento? –

Entonces, ¿los Globos de Oro siguen siendo importantes?

"No tenían importancia durante el boicot", dice Licata. "Ésta es una industria que tiene una larga historia de perdonar. Derrumban algo y después de un cierto período de tiempo, todo se perdona".

El especialista resumió sin titubeos: "Sí, yo creo que los Globos de Oro resurgirán".