Desestiman denuncia por “pornografía infantil” del bebé de la portada de “Nevermind”

Arte Y Medio

Un juez de California desestimó la demanda planteada por Spencer Elden, el hombre fotografiado de bebé hace 30 años para la icónica portada del disco de Nirvana “Nevermind”, contra los integrantes de la banda y varias compañías asociadas, por pornografía infantil y explotación sexual con fines comerciales.

El equipo legal del grupo Seattle había presentado una respuesta oficial a la acción judicial.

En las últimas horas, el juez Fernando Olguín rechazó las acusaciones tras vencerse el plazo otorgado a Elden para que presentará una oposición a la moción de desestimación presentada por los demandados, consigna el sitio especializado Variety.

Sin embargo, el magistrado fijó un nuevo plazo para el 13 de enero, fecha en que el caso caerá de manera definitiva si el demandante no realiza las presentaciones pertinentes.

Entre los demandados aparecían Courtney Love, viuda de Kurt Cobain, los miembros sobrevivientes de la banda Dave Grohl y Krist Novoselic, pero también el fotógrafo Kirk Weddle; firmas discográficas y hasta Chad Channing, baterista original de la banda que había dejado el grupo mucho antes de la publicación de ese disco.

Sin embargo, el hecho de que Elden se haya presentado públicamente desde hace muchos años como el “bebé de Nirvana” y que haya accedido a recrear la portada en diversas ocasiones fue el principal argumento esgrimido por la defensa para rechazar los cargos.

La demanda señalaba Elden ha sufrido “daños de por vida” por la imagen de él desnudo bajo el agua nadando tras un billete de un dólar que cuelga de un anzuelo, en una foto tomada cuando tenía 4 meses.

En declaraciones al diario The New York Times, la abogada contó que Elden, quien ahora tiene treinta años y es un artista que vive en Los Ángeles, tuvo que ir terapia por años.

“No ha conocido a nadie que no haya visto sus genitales”, dijo. “Es un recordatorio constante de que no tiene privacidad. Su privacidad no tiene valor para el mundo”.

Elden había sido retratado por un fotógrafo amigo de sus padres, quien pagó 200 dólares por la fotografía; y, según su versión, nunca aclaró que la imagen -que luego se editó para mostrar al bebé persiguiendo un dólar-iba a ser utilizada para la portada de un álbum.

La respuesta de Nirvana

En agosto pasado, Elden y su abogado pidieron una indemnización de cerca de 150 mil dólares a cada uno de los acusados, incluyendo al baterista Dave Grohl, el bajista Krist Novoselic, los administradores de la propiedad de Kurt Cobain y el fotógrafo Kirk Weddle, entre otros, además de ejecutivos de Universal Music y Geffen Records.

Los representantes de Nirvana refutaron las afirmaciones de Elden, quien en su demanda aseguraba que su imagen usada en la portada del disco de 1991, donde se lo ve desnudo bajo el agua de una piscina persiguiendo un billete de un dólar, le significó “daños psicológicos de por vida”.

“Elden ha pasado tres décadas beneficiándose de su fama como el autoproclamado ‘bebé de Nirvana’”, afirmaron los voceros de la banda, quienes además aseguraban que el demandante, hoy de 30 años, ha recreado la foto “en más de una ocasión”, ha dado entrevistas al respecto a incluso tiene tatuado “Nevermind” en su pecho.

“Ha aparecido en programas de entrevistas con pijamas tipo mono color carne parodiándose a sí mismo; ha autografiado copias de la portada del álbum para vender en eBay y ha utilizado su vínculo para intentar ligar con mujeres”, indicó el equipo legal de Nirvana.

Los abogados de la banda han considerado absurdo el argumento de Elden sobre pornografía infantil. Para ello, se hicieron eco de unas declaraciones que el mismo Elden vertió en una entrevista en 2015 a The Guardian, en la que hablaba sobre la trascendencia de la foto: “Es algo extraño ser parte de una imagen tan culturalmente icónica. Pero siempre ha sido algo positivo y me ha abierto las puertas”, decía hace casi siete años.