Alec Baldwin: “Nadie quiere la verdad más que yo”

Arte Y Medio

Alec Baldwin, de 63 años, aprovechó el inicio de 2022 para compartir una extensa reflexión con sus seguidores en Instagram. El actor estadounidense hizo mención al accidente fatal ocurrido durante el rodaje de “Rust” en pasado mes de octubre que le costó la vida a la directora de fotografía Halyna Hutchins en un hecho que sigue bajo investigación.

“Ha habido más personas amables, reflexivas y de espíritu generoso que malignas por la muerte de Halyna Hutchins”, aseguró Baldwin en un video que grabó y compartió en sus redes sociales.

El actor reconoció que es “sin duda” la peor situación en la que ha estado involucrado en su vida. “Tengo muchas esperanzas de que las personas a cargo de investigar todo esto lleguen a la verdad lo antes posible. Nadie quiere la verdad más que yo”, expresó el actor antes de compartir sus propósitos de cara a este nuevo año.

“Quiero esforzarme para tratar de que la negatividad no me afecte. Mi objetivo es la paz y profundizar en mis relaciones con las personas que amo, acercarlas más a mí y mejorar las relaciones con las personas que me importan”, aseguró.

Durante un ensayo en el set del western en Nuevo México, Baldwin disparó accidentalmente un arma de utilería que no había sido descargada correctamente, episodio que terminó con la vida de Hutchins e hirió al director Joel Souza.

Baldwin está actualmente involucrado en la investigación y una de las últimas novedades sobre el caso es que el teléfono del actor ha sido intervenido por las autoriades, pero sigue sin desvelarse cómo una pistola llegó a las manos del actor con munición real.

En medio de la investigación por la muerte de Hutchins, el padre de la directora de fotografía, Anatoly Androsovych, brindó unas declaraciones muy duras al periódico The Sun y culpó directamente a Baldwin por la tragedia. “Para mí está claro que es culpable de su muerte”, sentenció.

A principios de diciembre, el intérprete estadounidense ofreció una entrevista en horario de máxima audiencia en la que aseguró que él no apretó el gatillo y que ha cooperado con las autoridades en la investigación de la muerte de la su compañera. “Si yo creyera que soy responsable de lo que ocurrió, me hubiera matado”, dijo Baldwin entre lágrimas. “Alguien puso munición real en esa pistola”, afirmó. “No puedo decir quién fue pero no fui yo”.

“Nunca apuntaría con un arma contra una persona y apretaría el gatillo, nunca”, aseveró el actor, que además aseguró que “no pasa un día en que no piense” en el hecho.

“No puedo entender el comportamiento de Alec”, añadió Androsovych. “¿Por qué borró sus tuits cuando quedó claro que el tiroteo ocurrió en un ensayo? ¿Y por qué disparó durante los ensayos? El revólver es un tipo de arma que no se dispara antes de presionar el gatillo y Alec es parcialmente culpable de causar ese disparo”, declaró al citado medio británico.

El asistente de dirección Dave Halls, así como la jefa de armas de la película, Hannah Gutierrez Reed, se encuentran entre otros miembros del equipo que han sido objeto de escrutinio. Baldwin, Gutierrez Reed y Halls son tres personas de especial interés en la investigación ya que fueron los últimos que tocaron el arma antes del fatal accidente.

En un mensaje de Navidad el actor agradeció a todas las personas que le mostraron su apoyo tras el lamentable incidente. “Recibí cientos, cientos de correos electrónicos de amigos, familiares y colegas y personas de las que no había tenido noticias desde hace bastante tiempo para enviarme fuerzas, buenos deseos y demás. Estoy realmente agradecido con ellos”, expresó.

De la misma manera, el intérprete se pronunció sobre lo ocurrido durante el rodaje. “Estoy deseando que algunos aspectos queden atrás. Pero para todos los que estamos involucrados nunca podremos olvidar lo que pasó. No hay un día que no piense en eso”.