Herederos de Gucci dicen que “House of Gucci” es inexacta

Arte Y Medio

La familia Gucci no está contenta con el retrato a sus parientes en la nueva película “House of Gucci” (“La casa Gucci”). En un comunicado emitido esta semana dijeron que la narración es “completamente inexacta” y que los cineastas no los consultaron para nada.

Los Gucci, que ya no están asociados con la marca global de lujo que lleva su nombre, habían estado preocupados sobre la película de Ridley Scott desde el comienzo. Ahora que está en cines han abordado el tema con detalles específicos incluyendo la idea de que Patrizia Reggiani, quien fue sentenciada y encarcelada por contratar a un sicario para matar a Maurizio Gucci, es presentada como una víctima en una empresa dominada por hombres.

“House of Gucci” va más allá de los encabezados del asesinato de 1995 y el subsecuente juicio. Está basada en un libro de Sara Gay Forden, comienza a finales de 1970 y sigue la relación de Reggiani (Lady Gaga) y el heredero Maurizio Gucci (Adam Driver) desde su noviazgo, matrimonio, separación y asesinato. La historia presenta a Reggiani como una mujer tipo Lady Macbeth que ayudó a ascender a Maurizio y a tomar el control de la empresa que entonces estaba en manos de su tío Aldo Gucci (Al Pacino) y su primo Paolo Gucci (Jared Leto).

“La producción de la película no se molestó en consultar a los herederos antes de describir a Aldo Gucci – presidente de la compañía por 30 años – y a los miembros de la familia Gucci como unos mafiosos que eran ignorantes e insensibles al mundo a su alrededor, atribuyendo actitudes y conductas completamente fabricadas a los protagonistas de estos importantes eventos”, dice el comunicado de la familia.

También dicen que se reservan el derecho de “emprender cualquier acción necesaria para proteger el nombre, imagen y dignidad de ellos y de sus seres queridos”.

La familia Gucci no ha estado involucrada en la casa de modas Gucci desde 1993, cuando Maurizio vendió su participación restante a la compañía privada con sede en Bahrein Investcorp. La marca fue comprada después por el grupo francés PPR, que ahora es Kering.

Previamente Scott se ha defendido y a su película contra las críticas de los Gucci, incluyendo el comentario de Patrizia Gucci a The Associated Press sobre que estaban “robando la identidad de una familia para obtener ganancias”.

Patrizia Gucci es la hija de Paolo Gucci y nieta de Aldo Gucci.

“Tienes que recordar que un Gucci fue asesinado y otro fue a prisión por evasión de impuestos, así que nadie me puede venir a hablar sobre hacer ganancias”, dijo Scott la semana pasada en una entrevista con BBC Radio. “Tan pronto como haces eso te vuelves parte del dominio público”.

Un representante de Scott dijo que no tenía “nada que agregar”. El estudio del filme, MGM, tampoco tenía comentarios.

Los familiares no son los únicos cercanos a la historia que han comentado sobre las elecciones de los cineastas. El diseñador y cineasta Tom Ford, quien fue el director creativo de Gucci de 1994 a 2004 y aparece retratado en la película, escribió un artículo para Air Mail en el que comparó la experiencia como atravesar por un huracán.

“Es difícil para mí divorciar la realidad de la brillante y muy laqueada telenovela que presencié en pantalla”, escribió Ford. “Como con la mayoría de las películas basadas en una historia real, los hechos están alterados, los personajes son exagerados y los sucesos retorcidos, y al final, ¿a quién le importa siempre y cuando estas alteraciones logren una gran película?”.

“Me sentí profundamente triste por varios días después de ver ‘House of Gucci’, una reacción que creo que sólo aquellos que conocimos a los protagonistas y la historia sentiremos. Fue difícil para mí ver el humor y la exageración en algo que fue tan sangriento. En la vida real, nada de eso fue exagerado. Por momentos fue absurdo, pero al final de cuentas fue trágico”.

La casa de modas cooperó con “House of Gucci” abriendo sus archivos a la película para el vestuario y utilería. Salma Hayek, esposa del director general de Kering Francois-Henri Pinault, actúa en la película como Giuseppina “Pina” Auriemma, una síquica que se convierte en amiga y cómplice de Reggiani. Leto es un amigo cercano del actual director creativo de la marca Alessandro Michele. Y muchas de las estrellas del filme han usado Gucci en varios eventos para promover la película.