Camilo: “Siempre soñé con tener una familia, pero Índigo fue una sorpresa para mí”

Arte Y Medio

Un registro vocal limpio, un talento imprescindible con la guitarra, un carisma y la perseverancia de seguir a su corazón; fueron todos los ingredientes que le dieron el pase al éxito que ha forjado durante todos estos años Camilo Echeverry. Nunca dudó de hacer música y estuvo convencido de que era lo suyo. “La guitarra y las ideas siempre me han llevado a donde estoy, así que, la música siempre estuvo ahí en lo que yo siempre quise ser. El corazón sabe siempre cuál es el siguiente paso.” comentó el músico colombiano.

Camilo, en sus inicios, lanzó dos discos: Regálame tu corazón (2008). Y, posteriormente, Tráfico de Sentimientos (2011) que fue lanzado con Sony Music Andino. Luego, una ausencia musical de dos años, vuelve con Déjame quererte hoy (2013). Justo en ese mismo año conoció a Evaluna Montaner en un evento de RCN Colombia. Su último sencillo ?en ese entonces? fue la conexión que necesitaron ambos para reencontrarse un año después.

Camilo y Evaluna: un amor que trasciende

Como es de costumbre, la pareja ha plasmado las diferentes fases de su relación en canciones. Ahora Camilo lanza junto con Evaluna la canción “Índigo”, su nuevo sencillo y el anuncio de que serán padres. Una composición al estilo retro-pop imprime el sello de identidad musical (y el amor) de ambos. El video oficial ya suma más de 10 millones de reproducciones en menos de 24 horas y ocupa el primer lugar en más de 23 países.

La historia de esta pareja inició de manera particular, a distancia, para ser exactos. Él en Bogotá y ella en Miami. En medio de esto, Camilo empezó a conquistar a Evaluna con Medialuna; una de las canciones más dulces que le ha compuesto el artista. “Nunca vine a Estados Unidos como tal. Más bien, me mudé a Evaluna. Ella fue el siguiente paso en mi vida. Mi corazón siempre lo supo” mencionó el intérprete de “Índigo”.

Luego de casi dos años separados físicamente, la pareja empezó a compartir con sus fans el paso a paso de su relación: su compromiso y matrimonio que, de hecho, fue relatado con las canciones “No te vayas”, “Por Primera Vez”, “Favorito” y, posteriormente, la compra de su primera casa con “Vida de rico”.

En los vídeos de YouTube de la pareja, muestran pequeños retazos de su vida íntima, en los que, en un par de ocasiones, confesaron la idea de algún día concebir un hijo. Esta semana, anunciaron por medio de su último sencillo la llegada de un nuevo integrante a la familia. Un sueño hecho realidad. “Siempre soñé y visualizaba con la familia ya hecha, formada, combo de niños grandes haciendo algunos desastres. Pero nunca con la noticia, ni el embarazo, ni recién nacido. Fue una sorpresa para mí. Sí, se me mueve el piso entero. Así me pasó”, confiesa Echeverry ante la noticia de Índigo cómo le llamaran a su bebé del que prefieren no conocer su sexo hasta que nazca, lo que será entre marzo y mayo del 2022.

Para muchos fue una manera original de hacerle saber a sus fans que llega un integrante a familia que, por el momento, deciden llamarle Índigo. “Soñábamos con tener un bebé en nuestras vidas, pero no lo teníamos planeado. Sólo llegó inesperadamente, aunque sí lo visualizábamos” afirma Camilo.

Índigo y el tour de sus vidas

Para Camilo, sus fans pasaron de ser un tren de sentimientos a ser la Tribu. La conexión que ha creado entre su público fiel hasta ahora, se ha convertido en el motor principal de su éxito y fama. Con los pies sobre la tierra, reconoce que “Mi hogar son mis canciones. Es donde está la tribu, donde sea que esté Eva conmigo”. Pero parece que los próximos sencillos tendrán como centro de atención a alguien diferente a Evaluna. “Índigo es una inspiración, me estreno como papá y va a ser una bocanada a las canciones que seguramente llegarán” sonríe con ilusión.

El músico se prepara para continuar su tour por todo Estados Unidos, en ciudades como Washington, Dallas, Miami, Chicago, Orlando, Los Ángeles, entre otras más. Un nuevo integrante se suma a la logística de “Mis Manos Tour”: “Evaluna tiene muchas ganas de viajar y hacer esta gira. El equipo de trabajo está dando lo mejor de ellos para que todo salga bien. Índigo no va a ser problema, al contrario, llegó a sumar” ratifica con seguridad.

El éxito fulgurante de Camilo

Camilo aún desconocía su propio destino cuando decidió participar en el Factor X en su Colombia natal. Nunca imaginó lo que vendría, ni soñó con grandes aspiraciones musicales. Pero la vida, parece que le diseñó un mejor plan del que jamás se le hubiera pasado por su mente. De ser el compositor de artistas como Becky G, Juanes, Leslie Grace, Bad Bunny, Juan Luis Guerra, Bomba Estéreo y hasta de los Montaner; a ser el cantautor consolidado que es hoy en día. Sin duda alguna, la construcción de su fama, éxitos y otras oportunidades se la debe a sus talentos. Hace más de 5 años reside en Estados Unidos, donde ha sembrado raíces. “Nunca vine a perseguir un sueño. Estaba muy feliz en Colombia. Pero este país me abrió las puertas, a escribir para otros artistas” asegura Camilo.

Cabe añadir que el cantante oriundo de Medellín, pero criado en Montería, ha hecho colaboraciones musicales con Mau & Ricky –quienes creyeron plenamente en él desde el comienzo, Cristian Nodal, Shakira, Shawn Mendes, Selena Gómez, entre otros. Su éxito ha sido progresivo, y de qué manera. Su gira por Europa y Estados Unidos resultó ser Sold Out (entradas agotadas), lo que cualquier artista soñaría, sin duda. “Este año ha sido de cosas preciosas, recorrimos 24 ciudades de España y 34 en total por Europa. Algo inesperado. No planeábamos nada de esto. También soñábamos con tener un bebé en nuestras vidas, pero no lo teníamos planeado”, expresó.

“¡Qué gran año!” como Camilo lo define. El artista colombiano, termina rematando y haciendo home-run con 10 nominaciones a los Latin Grammy. Su álbum Mis Manos ha sido uno de los trabajos que mejor le han compensado a su proyecto musical. “Yo creo que lo estamos haciendo cómo lo debemos hacer, así que, me lo creo. Fue algo inesperado, no planeé absolutamente nada”, expresa con cierta sorpresa respecto al éxito que ha logrado.