Fallece Melvin Van Peebles padrino del cine negro

Arte Y Medio

Melvin Van Peebles, el innovador dramaturgo, músico y director de cine cuya obra abrió paso a la ola de “Blaxploitation” en la década de 1970 e influyó a cineastas mucho tiempo después, ha muerto. Tenía 89 años.

Su familia dijo en un comunicado que Van Peebles, padre del actor y director Mario Van Peebles, falleció el martes por la noche en su casa en Manhattan. “Papá sabía que las imágenes negras importan. Si una imagen vale mil palabras, ¿cuánto vale una película?”, dijo Mario Van Peebles en un comunicado el miércoles.

“Queremos ser el éxito que vemos, entonces necesitamos vernos siendo libres, una verdadera liberación no significa imitar la mentalidad del colonizador. Significó apreciar el poder, la belleza y la interconectividad de toda la gente”.

A veces llamado el “padrino del cine negro moderno”, el multitalentoso Van Peebles escribió numerosos libros y obras de teatro, grabó varios álbumes en los que interpretó múltiples instrumentos y compuso letras de estilo rap.

Más adelante en su vida se convirtió en un exitoso corredor de bolsa. Pero era más conocido por “Sweet Sweetback’s Baadasssss Song” (“Violenta persecución”) una de las películas más influyentes de su época.

La cinta de autor de bajo presupuesto, que Van Peebles escribió, produjo, dirigió, protagonizó y musicalizó, es una historia frenética, hipersexual y violenta de un estafador callejero negro que huye de la policía después de matar a unos oficiales blancos que golpeaban a un revolucionario negro.

Con su rudo retrato de la vida en los guetos, subrayado por un mensaje de empoderamiento contado desde una perspectiva negra, fijó el tono para un género que produjo decenas de películas en los años siguientes y abrió un debate sobre si los negros estaban siendo reconocidos o explotados.

El diario The New York Times, por ejemplo, acusó a Van Peebles de lucrar con la injusticia y calificó a la película como “un escándalo”. Pero tras su éxito, Hollywood se dio cuenta de un público que había desatendido y comenzó a crear éxitos de taquilla como “Shaft” y “Super Fly” con bandas sonoras de músicos estelares como Curtis Mayfield, Marvin Gave e Isaac Hayes.

Muchas de las versiones de Hollywood eran dramas de suspensos exagerados, llenos de chulos y narcotraficantes, que fueron criticados por la prensa blanca y negra por igual. “Lo que hizo Hollywood es que suprimieron el mensaje político y agregaron caricatura y nació la Blaxploitation”, dijo Van Peebles en 2002.

“La intelligentsia de color no estaba contenta con eso”. De hecho, grupos de derechos civiles como la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP por sus siglas en inglés) y el Congreso para la Igualdad Racial crearon la frase “blaxploitation” (explotación de la gente de color en cine) y formaron la Coalición Contra la Blaxploitation.

El género, sin embargo, tuvo fans, uno de los más famosos es Quentin Tarantino, cuya película nominada al Oscar “Django Unchained” (“Django sin cadenas”) está abiertamente influida por películas de Blaxploitation y Spaghetti Westerns. Después de su éxito inicial, Van Peebles fue bombardeado por ofertas para dirigir, pero eligió mantener su independencia. “Sólo trabajaré con ellos bajo mis términos”, dijo.