Ben Affleck y su novia Ana de Armas vivirán en una mansión de $20 millones

Arte Y Medio

Fue hace un año -noviembre de 2019- que Ana de Armas y Ben Affleck comenzaron a trabajar juntos en el thriller de corte erótico Deep Water en Nueva Orleans, donde al parecer el travieso Cupido los flecharía. Para marzo pasado la pareja estremecía a los fans al filtrarse las fotos de sus románticas vacaciones a Cuba, tierra natal de la actriz.

Y lo que comenzó como un bonito romance en medio de la pandemia se ha ido solidificando poco a poco hasta el punto de que ahora la bella Ana, de 32 años, se ha mudado ya con su novio, de 48, a una mansión que estaría ubicada en Pacific Palisades, en Los Ángeles.

"La relación continúa siendo fuerte", aseguró a People un amigo de Affleck. Otra fuente cercana a la pareja confirmó que la estrella de Knives Out se mudó con su novio luego de poner a la venta su hogar en Venice, California.

De acuerdo con Page Six el nidito de amor de lo tortolitos tiene un valor estimado en los $20 millones y es la propiedad que el ganador al Oscar adquirió en 2018 cuando se separó de Jennifer Garner, la madre de sus tres hijos.

La mansión ocuparía un predio de 13,453 pies cuadrados y tiene siete dormitorios, nueve cuartos de baño, una piscina, gimnasio completo y cineteca.

Ana de Armas y Ben Affleck en Cuba, el pasado 5 de marzo:

???? • clandestina99 via Instagram Stories pic.twitter.com/t4VZVNMM5q

— Ana de Armas Brasil (@dearmasbr) March 6, 2020

???? • Ana hoje (5) no restaurante "La Corte del Principe" em Cuba com Ben Affleck. pic.twitter.com/33uP8aIa3U

— Ana de Armas Brasil (@dearmasbr) March 5, 2020

En noviembre pasado la pareja regresó a Nueva Orleans para filmar escenas adicionales de la mencionada cinta y luego habrían pasado el Día de Acción de Gracias juntos.

"Él la hace reír y él es una gran influencia [para ella] aseguró meses atrás un amigo de la pareja a People. "Sus prioridad siempre serán sus hijos y hacer que eso funcione", añadió dicha persona sobre los menores: Violet, de 14 años, Seraphina, de 11 y Samuel, de 8.

 Por cierto que de Armas mantiene una relación cercana y aparentemente muy cordial con los niños, con quienes le ha jugado bromas a los paparazzi y se le ha visto frecuentemente de paseo por Los Ángeles.