La cantante Pink y su hijo estuvieron graves por el coronavirus: "Nunca he rezado tanto en mi vida"

Arte Y Medio

La cantante Pink y su hijo Jameson han pasado el coronavirus y aunque aún están en proceso de recuperarse por completo, la artista ha querido compartir con sus fans el mal momento y el miedo que han pasado, tal y como recogía People

Durante una conversación en directo en Instagram con su amiga y autora Jen Pastiloff Pink aseguró que ahora "se sentía mejor" después de mostrar síntomas de COVID-19, junto con su pequeño, mientras que su esposo Carey Hart y su hija Willow de 8 años han estado sanos.

Pink, de 40 años aseguró que "hubo muchas noches en que lloré y nunca he rezado más en mi vida". "Pensé en que nos prometieron que nuestros hijos estarían bien. Y no está garantizado. No hay nadie a salvo de esto", reflexionaba.