Harvey Weinstein no declara en su juicio

Arte Y Medio

 La defensa de Harvey Weinstein terminó de presentar su caso el martes en su juicio por violación sin que el acusado testificara, por lo que el siguiente paso serán los argumentos finales en el caso emblemático .

Como se esperaba, Weinstein decidió no subir al estrado, y evitó el riesgo de que los fiscales lo cuestionaran en interrogatorios. Él confirmó la decisión a la corte tras reunirse a puerta cerrada con sus abogados por media hora mientras la especulación crecía pues no habían descartado que declararía.

El abogado defensor Arthur Aidala agregó que Weinstein “estaba listo, dispuesto, apto y, de hecho, bastante ansioso por testificar y limpiar su reputación” pero no lo hizo porque sus abogados sentían que los fiscales “fracasaron miserablemente”al demostrar su caso más allá de la duda razonable.

Al no testificar, Weinstein siguió el ejemplo de casos prominentes por delitos sexuales, como Bill Cosby, quien no subió al estrado ninguna de las veces que fue enjuiciado por drogar y abusar sexualmente de una mujer .

Después de que el jurado se retiró por el día, los abogados de Weinstein discutieron con la fiscal Joan Illuzzi-Orbon por su plan de mencionar en los argumentos finales que la apariencia física de Weinstein ha cambiado bastante desde que ocurrieron los supuestos ataques.

Wesinten ha llegado con una andadera todos los días, dejándola detrás de la mesa de la defensa. Sus abogados dicen que la necesita por una cirugía reciente de la espalda, pero Illuzzi dijo que parecía más como un objeto de utilería para congraciarse con el jurado.

¡No es de utilería, basta!, dijo el abogado de Weinstein Damon Cheronis.

“Usted puede gritar todo lo que quiera”, dijo Illuzzi. “No tenían que tener la andadera aquí”.

Después de más discusión, el juez James Burke dijo que estaba bien que Illuzzi mencionara los cambios físicos de Weinstein, pero le advirtió: “No incluya la andadera”.

La defensa se apoyó principalmente en el testimonio de tres testigos que los abogados de Weinstein presentaron para tratar de crear dudas sobre las versiones de las dos acusadoras principales.

Otro amigo de la mujer testificó el martes que ella parecía “normal” cuando se reunieron para desayunar con el empresario poco después del supuesto abuso en marzo de 2013.