Modelo mexicana Claudia Salinas niega relato de acusadora de Weinstein

Arte Y Medio

Harvey Weinstein, de 67 años, está acusado de violar a una mujer en la habitación de un hotel de Manhattan en 2013 y de practicarle sexo oral a la fuerza a otra mujer en 2006, pero otras acusadoras, como Young, fueron llamadas como testigos como parte del intento de la fiscalía de demostrar que ha utilizado esas mismas tácticas para victimizar a varias mujeres a lo largo de los años.

En el testimonio más sólido a favor de la defensa hasta el momento, una modelo y actriz mexicana refutó el lunes el relato de una acusadora de Weinstein de que se quedó sin hacer nada mientras el magnate de la industria cinematográfica agredía sexualmente a la mujer en un hotel de Beverly Hills en 2013.

Claudia Salinas subió al estrado mientras en el tercer día de testimonios por parte de la defensa después de más de dos semanas de testigos convocados por la fiscalía. Entre los testigos de la fiscalía hubo seis mujeres, entre ellas Young, que afirmaron que fueron víctimas de abuso sexual por parte del que alguna vez fuera un influyente productor de Hollywood.

“Eso nunca pasó”, dijo Salinas al jurado durante el juicio por violación contra Weinstein en Nueva York, rechazando tajantemente el testimonio que rindió la modelo Lauren Marie Young la semana pasada.

Young testificó que Salinas cerró la puerta después que ella y Weinstein entraron en un cuarto de baño, donde asegura que él la desvistió, le tocó los senos y se masturbó. Una vez que terminó, Young dijo que se encontró a Salinas parada afuera del baño y la miró con desdén antes de salir del lugar lo más pronto posible.

“Si hubiera hecho eso, lo recordaría”, testificó Salinas. “Nunca le cerraría la puerta a nadie”.

“Han utilizado mi nombre de forma denigrante. El testimonio de la señorita Young que escuché en los medios de comunicación es ficticio y simplemente falso”, dijo Salinas en un comunicado enviado a The Associated Press después de su testimonio. “Bajo ninguna circunstancia he tenido que ver con una agresión a un ser humano. Esta acusación es un ataque brutal contra mi reputación”.