Una década sin el "Rey del Pop" Michael Jackson

Arte Y Medio

Michael Jackson murió poco antes de estrenar su show más espectacular "This is it", dejando un legado incomparable en el mundo del entretenimiento, la música y el arte. 

Siendo un innovador, creo estilos diferentes, nadie cantó cómo él lo hacía y no hay bailarín que pueda igualar su "Moonwalk" murió hace diez años, a los 50, por una sobredosis del poderoso sedante Propofol. Michael se presumía no se inducía al sueño, él se anestesiaba.

Nació el 29 de agosto en Gary, Indiana, en una familia donde la música era el centro. A los 6 años empezó a cantar y a los doce era el niño prodigio de los Jackson Five, el grupo que compartía con cuatro de sus hermanos. Él siempre dejó entrever en cada entrevista que lo invadía un gran vacío en su corazón, con los años tuvo sus hijos, hasta se casó en más de una oportunidad, pero esa oscuridad interior estaba ahí, latente.

En vida, Michael Jackson hizo todo lo posible por proteger de los disparos de los paparazzi a sus tres hijos, Michael Joseph "Prince" Jr 22 años, Paris 21 y Prince Michael II, apodado "Blanket"
17. Incluso llegó a hacerlos utilizar máscaras en público. 

Joe Jackson, el autoritario y exigente patriarca del clan Jackson, con quien Michael mantenía una relación tirante, murió el 27 de junio de 2018 a los 89 años. Fue él quien dio comienzo a la dinastía familiar como el mánager de los Jackson 5, e impulsó la carrera de Michael y de su hermana Janet. Considerado a menudo un tirano, Joe nunca figuró en el testamento del Rey del Pop y fracasó en sus intentos de obtener algún tipo de beneficio del patrimonio de su hijo. Katherine Jackson, madre de Michael, tiene hoy 89 años y desde la muerte del artista es la guardiana de sus tres hijos.

El 5 de marzo de 2009, se anunciaba una nueva gira mundial de Michael Jackson: This is it. Las entradas para el primer show se agotaron en una hora, el tour iba a ser de diez presentaciones y terminaron programándose 50. Por un lado, Michael retornaba luego de las acusaciones que recibió por abuso de menores (el tiempo y las pruebas le iban a dar la razón a los denunciantes). Quería mostrarse bien. Además, estaba tapado de deudas y tenía que facturar.

Habían pasado ocho años de la salida de "Invencible", su último trabajo, y la empresa británica poseedora del gran estadio O2 lo apoyaba económicamente, pero le pedía una prueba física para conseguir el seguro por los shows. El ejercicio duró cinco horas de actividad y salió ileso, pero su máquina interior ya estaba dañada. Nunca llegó a estrenar el espectáculo y "This is it" se lanzó como un documental con imágenes de backstage tomadas entre marzo y junio del año de su muerte. Ese fue su acto final.

Michael Jackson venció varios récords: protagonizó el funeral más visto en todo el mundo, llenó siete veces el estadio de Wembley, donó más de 50 millones de dólares a organizaciones benéficas, coleccionó 18 premios Grammy y fue el primer afroamericano en salir en la pantalla de MTV. Su final fue triste y polémico, su carrera brillante y distinta. El siglo XX le dio a Michael su espacio para mostrarse como artista. El siglo XXI trajo un nuevo dilema ¿se puede separar al hombre de su propia obra? El tiempo lo dirá.