Arnault y Pinault ofrecen donativos para reconstrucción de Notre-Dame de París

Arte Y Medio

Las familias Arnault, propietaria del grupo de lujo LVMH, y Pinault, dueño de Kering, dos de las mayores fortunas de Francia, anunciaron una donación de 200 y 100 millones respectivamente para reconstruir la catedral de Notre-Dame de París, destrozada por un voraz incendio.

"La familia Arnault y el grupo LVMH, solidarios con esta tragedia nacional, se asocian a la reconstrucción de esta extraordinaria catedral, símbolo de Francia, de su patrimonio y de su unidad", escriben en un comunicado transmitido a la AFP.

El grupo de la familia de Bernard Arnault -primera fortuna de Francia- "harán una donación de un monto global de 200 millones de euros al fondo destinado a la reconstrucción de esta obra arquitectónica que forma parte de la Historia de Francia".

LVMH ,que controla unas 70 marcas como Louis Vuitton, Christian Dior, Sephora o el champagne Dom Perignon , indica asimismo que pone "a disposición del Estado y de las instancias concernidas todos sus equipos, creativos, arquitecturales, financieros, para ayudar en el largo trabajo de reconstrucción por un lado, y de colecta de fondos por otra parte".

Por su parte, durante la noche del lunes, el magnate francés François-Henri Pinault, esposo de la actriz Salma Hayek, y su padre anunciaron una donación de 100 millones de euros para la reconstrucción.

"Mi padre y yo hemos decidido desbloquear  una suma de 100 millones de euros para participar en la reconstrucción completa de Notre Dame", indicó François-Henri Pinault. La familia posee un conglomerado de marcas de lujo.

La actriz mexicana también mostró su pesar por la tragedia. "Estoy en shock y triste de ser testigo de cómo la belleza de Notre Dame se convierte en cenizas. Te amo, París", escribió en Instagram.

François Pinault, de 82 años, fue el fundador del imperio Kering y actualmente es la tercera fortuna de Francia. La empresa se fundó en 1992 y desde 2003 la dirige François-Henri Pinault. François Pinault se convirtió en un influyente coleccionista de arte contemporáneo en el mundo, tras haber sido uno de los empresarios más poderosos del país.

También se sumó a las donaciones el grupo petrolero Total, que anunció una entrega de otros 100 millones de euros para la reconstrucción, según anunció el presidente ejecutivo de la firma francesa, Patrick Pouyanné.