Titanic cumple 25 años: 25 curiosidades del clásico de James Cameron

Titanic

EUROPA PRESS – Titanic, el legendario filme dirigido por James Cameron y protagonizado por Kate Winslet y Leonardo DiCaprio, cumple 25 años. La película, que, hasta la llegada de Avatar, también de Cameron, fue la más taquillero de la historia, llegó a los cines el 19 de diciembre de 1997. Y aunque no fueron pocos los que auguraron fracaso total, la que fue por entonces la producción más costosa hasta la fecha terminó siendo un fenómeno de masas.

Incluso Cameron, que acaba de estrenar la secuela de Avatar, El sentido del agua, dudó si mezclar un romance adolescente con un drama histórico de ese nivel sería una fórmula eficaz… y vaya si lo fue. El éxito fue tal que no se le pudo hacer sombra hasta que el mismo Cameron llegara con Avatar 12 años después.

El filme, que obtuvo once premios Oscar incluido el de mejor película, récord de estatuillas que comparte con Ben- Hur (1959) y El señor de los anillos: El retorno del rey (2003) elevó a DiCaprio y a Winslet al estatus de estrellas de primera clase en Hollywood. Y aunque es una película mundialmente conocida, con fans que aseguran haberla visto en más de un centenar de ocasiones, el Titanic de Cameron todavía esconde algunos datos curiosos que repasamos.

EL ALUMBRAMIENTO

El interés de James Cameron en Titanic surgió una década antes del estreno, cuando el director vio un documental de National Geographic donde Robert Ballard encontraba los restos del transatlántico. Le fue difícil vender la idea a 20th Century Fox sin haber rodado antes ningún romance o drama de época, pero consiguió que el estudio le financiara con hasta 2 millones de dólares una expedición al lugar del naufragio.

FUENTES FIABLES

Gracias a una cámara submarina diseñada por su propio hermano, un ingeniero aeroespacial, Cameron capturó imágenes del Titanic como nunca antes se había visto: Lámparas de araña, muebles, camarotes con madera intacta… que le sirvieron para poder representarlo en el filme con la mayor fidelidad histórica posible.

DURACIÓN REAL

Titanic dura 3 horas y 15 minutos, 35 minutos más de lo que tardó en hundirse el Titanic en la vida real.

LA PELÍCULA FUE MÁS CARA QUE CONSTRUIR EL TITANIC

El filme de Cameron también superó al Titanic de la vida real en lo que se refiere al presupuesto. Construir el barco, proceso que duró tres años, costó 7,5 millones de dólares, mientras que la película llegó hasta los 200 millones. Sin embargo, como señaló TIME en 2016, teniendo en cuenta el ajuste de la inflación, el Titanic habría costado 180 entonces millones de dólares en la actualidad. Teniendo esto en cuenta, el presupuesto de la cinta también aumentaría con respecto a la cifra de 1998.

TÍTULO FALSO

Durante la producción del filme, Cameron lo tituló Planet Ice. Con ello trataba de evitar que otros cineastas le copiasen la idea y se lanzasen a realizar otra película sobre el Titanic. A pesar del título falso, no logró evitar que los fans de Leonardo DiCaprio se agolpasen en las puertas del estudio durante el rodaje.

CAMERON, EN BUSCA DE SU ROSA

Para interpretar a Rose, Cameron tuvo en mente a actrices como Gwyneth Paltrow, Claire Danes y Gabrielle Anwar, aunque finalmente fue Kate Winslet quien se hizo con el papel, gracias también a la insistencia que tuvo con el director. En una ocasión llegó incluso a mandarle una carta acompañada de una rosa con la inscripción «De tu Rose».

LOS ‘OTROS’ JACK

Para Jack el favorito era Matthew McConaughey, aunque luego se rectificó la idea ante la necesidad de un actor más joven que aparentase los 20 años del personaje. Cameron también barajó nombres como Chris O’Donnell, Jared Leto y al entonces desconocido Billy Crudup. Pero cuando DiCaprio hizo la prueba con Winslet, el resultado fue tal que la actriz recomendó a Cameron elegirle para el papel… incluso en el caso de que ella misma no fuera seleccionada.

DICAPRIO CASI PIERDE SU PAPEL EN TITANIC

El actor estuvo a punto de abandonar antes de tiempo el mencionado proceso de ‘casting’ después de negarse a leer ante Cameron. «Esta es una película gigantesca que me va a llevar dos años de mi vida, y tú estarás fuera haciendo otras cinco cosas mientras yo hago la postproducción. Así que no voy a cagarla por tomar la decisión equivocada en el casting. Si no lees, no vas a conseguir el papel», le llegó a decir el director, hasta que finalmente DiCaprio interpretó su escena con Winslet y Cameron quedó maravillado. «Había en ese momento nubes oscuras, y de repente un rayo de sol bajó e iluminó a Jack. Yo dije: ‘Muy bien. Este es el tipo'», añadió el cineasta.

EL GRAN SALTO DE DICAPRIO

Titanic fue la primera gran película en la que DiCaprio tenía un papel protagonista, por lo que el actor trató de aportar lo mejor de sí mismo al personaje. No obstante, Cameron rechazó las sugerencias del actor para cambiar la personalidad de Jack. «No voy a hacer que sea un tío neurótico», replicó.

REGRESO A LA GRAN PANTALLA

Uno de los momentos más épicos del casting fue la elección de Gloria Stuart para representar a la Rose anciana. Había sido una prometedora estrella de Hollywood en la década de 1930, actuando en películas como El Hombre Invisible o Rebecca of Sunnybrook Farm. Abandonó los grandes proyectos cinematográficos en 1940, actuando en películas como El Hombre Invisible o Rebecca of Sunnybrook Farm. Abandonó los grandes proyectos cinematográficos en 1940, retomándolos en la década de los sesenta con pequeños papeles. Se encontraba a punto de jubilarse con 85 años cuando James Cameron la seleccionó para aparecer en Titanic. Stuart falleció en 2010 a la edad de 100 años, la misma que su personaje en la vida real.

PRIMERA OPCIÓN

Antes de que Stuart fuera la elegida para dar vida a Rose en su vejez, Cameron barajó la idea de elegir a Fay Wray, protagonista de King Kong (1923).

RECREACIÓN A MEDIDA

El esfuerzo por recrear las escenas con la mayor precisión y detalle llevó a Cameron a realizar hasta 12 inmersiones en el lugar del naufragio durante la producción de la película. En algunas ocasiones, llevó incluso a los diseñadores de vestuario que descubrieron que la compañía que había fabricado las alfombras originales del barco todavía existía, así que se le encargó que las replicaran para la película.

LOS NERVIOS DE LA PRIMERA VEZ

En la escena en la que Rose posa desnuda para Jack, el nerviosismo de DiCaprio y Winslet era real, ya que se trataba de su primera escena juntos. Además, el dibujo de la protagonista fue realizado por el propio James Cameron.

LA ESCATOLÓGICA COSTUMBRE DE DICPARIO CON WINSLET

Mientras estaban en el plató, DiCaprio acsotumbraba a tirarse pedos sobre su chaqueta para pasársela después por la cara a su compañera de reparto. Así se lo explicó Cameron a Rolling Stone en 1998. «Si cualquier otra persona en el mundo hiciera eso, recibiría una bofetada y la otra persona se marcharía y no le hablaría en una semana. En cambio, con Leo, Kate se partía de risa», dijo el cineasta. «Asquear a Kate era trabajo exclusivo de Leo. Se le daba muy bien», añadió el actor Billy Zane.

LA MALDICIÓN DEL TITANIC

A las tres semanas de comenzar el rodaje de la cinta, varios miembros del equipo sufrieron una intoxicación alimenticia debido a una sopa de langosta que contenía fenciclidina, una droga con efectos alucinógenos. Todavía es un misterio quién fue el responsable de este peculiar ‘incidente’.

LA LOCA TEORÍA SOBRE JACK Y SUS VIAJES EN EL TIEMPO

Existe una teoría que afirma que Jack tenía información imposible de conocer en el momento en que se desarrollan los hechos en el Titanic. Por ejemplo, el protagonista de la película menciona la pesca en el lago Wissota, un lago artificial creado en 1917, cinco años después del hundimiento del popular barco. También promete llevar a Rose a una montaña rusa en el muelle de Santa Mónica, atracción que fue construida cuatro años después. Además, el corte de pelo del personaje de DiCaprio no es típico de la Gran Bretaña del siglo XX, y su mochila es un accesorio que no se popularizó hasta la década de 1930.

TANQUE DE AGUA

No sin mucho insistir, Cameron consiguió que Fox construyera un tanque gigante en Rosarito (Mexico) en el que cabían hasta 64 millones de litros de agua. En este escenario se grabaron la mayoría de las escenas en las que aparece el Titanic.

PEQUEÑOS RETOQUES

Gran parte de las escenas fueron retocadas con efectos digitales, especialmente las del hundimiento del barco. En total se realizaron hasta 500 retoques, cifra muy alta aunque que dista bastante del número de modificaciones que se realizan actualmente con CGI.

FUERA DE CONTROL

Durante el hundimiento, en las escenas en las que los pasajeros trataban de aferrarse a la cubierta, gran parte de los actores eran especialistas. Tres de ellos se rompieron un hueso durante el rodaje, lo cual no es habitual en cintas del calibre de Titanic. Tras estos accidentes proliferaron los rumores en Hollywood de que la nueva película de Fox se le estaba yendo de las manos a James Cameron.

LOS PREMIOS

Titanic arrasó en los Oscar de 1998 con 14 nominaciones, récord que comparte con Eva al desnudo (1950) y La La Land (2016). Asimismo, con sus 11 estatuillas, también es la película que más premios Oscar ha ganado junto con Ben-Hur y El Señor de los Anillos: El retorno del rey.

UNA CELEBRACIÓN DE PELÍCULA

Una de las estatuillas que ganó Titanic fue el Oscar a mejor director para Cameron. Cuando recogió el premio, el cineasta canadiense recreó la mítica escena de DiCaprio gritando «¡Soy el rey del mundo!».

ACTRICES SIN PREMIO

A pesar de ser nominadas a mejor actriz y mejor actriz de reparto, Kate Winslet y Gloria Stuart se fueron a casa con las manos vacías y las estatuillas fueron para Helen Hunt y Kim Basinger, respectivamente. DiCaprio ni siquiera fue nominado.

REENCUENTROS

10 años después de Titanic, Winslet y DiCaprio volvieron a interpretar a una pareja en Revolutionary Road, cinta que pasó sin pena ni gloria por taquilla. Para deleite de sus fans, los actores han confesado en varias ocasiones que siempre que se encuentran hablan como si fueran Rose y Jack.

REGRESO A LAS PROFUNDIDADES

Tal como muestra el documental de National Geographic Titanic: 20 Years Later, el cineasta ha regresado a las profundidades donde su hundió el barco para comprobar si el filme era fidedigno y reflejaba bien lo que ocurrió en la noche del 14 al 15 de abril de 1912. En su investigación ha descubierto que su mayor error fue la forma en la que cayó la popa cuando el barco se partió por la mitad antes de hundirse, que sólo se partió una vez, no dos como en la cinta.

REMORDIMIENTOS

Por otro lado, Cameron también se arrepiente de no haber tenido más empatía con los hijos de los supervivientes, especialmente con William Murdoch, a quien la cinta presenta como un villano armado, algo sin ningún fundamento histórico.

Te invitamos a leer: “Avatar- The Way of Water” recauda menos de lo esperado en su estreno