La hija de Beyoncé ofrece 80.000 dólares por unos pendientes en una subasta

Beyoncé

PEOPLE EN ESPAÑOL – ¿Recuerdas los aretes que lucías cuando tenías 10 años? Seguro que ni de lejos son tan glamorosas como los que lleva, o mejor dicho, ha intentado llevar Blue Ivy, la hija mayor de Beyoncé y Jay-Z

La primogénita de la pareja acompañó a sus famosos papás a la gala Wearable Art el sábado pasado en Santa Mónica. Durante el evento benéfico, celebrado con el tema «noches en Harlem», se realizó una subasta para recaudar fondos para el WACO Theater Center, propiedad de Tina Knowles, madre de Beyoncé, y su esposo Richard Lawson.

Bajo la supervisión de sus progenitores, la niña levantó su paleta para pujar por el objeto más caro de todo el lote. Unos pendientes de diamantes, diseñador por Lorraine Schwartz, que previamente había llevado su abuela Tina, cofundadora de la gala, y que habían pertenecido a su propia madre, la superestrella Beyoncé.

 Beyoncé

Según captaron las cámaras de algunos asistentes, los fabulosos pendientes iban a ser para otra de las invitadas quien ofreció $80,000 por ellos, hasta que la pequeña saltó de su asiento y subió la oferta agitando su número.

«¡Es tan rica!» Puede oírse en una de las grabaciones, haciendo referencia a Blue Ivy. Su abuela, quien estaba en el escenario junto a la actriz Keke Palmer moderando las pujas, no pudo más que sonreír asombrada ante la ocurrencia de su nieta.

Pese a su generosa oferta, Blue Ivy no fue la ganadora de la joya y los pendientes fueron a parar a Monique Rodriguez, fundadora de la firma de cosméticos Mielle Organics, por la increíble suma de $105,000.

La pequeña demostró su estilo en el evento con un traje azul brillante y lentes de sol, mientras que su mamá, quien sigue triunfando con su último trabajo, desplegó todo su glamour en un vestido a la medida de Gucci que nos transportó a la elegancia de los años 40.

Con una silueta sirena en negro satinado, escote palabra de honor con la parte del pecho en blanco decora con dos estrellas y un ribete de lentejuelas, la diva acompañó su modelo con guantes de satín rosado, como una Gilda moderna, y gafas de sol estilo cat eye.

Jay-Z también posó muy elegante con un esmoquin clásico de terciopelo negro. La poderosa pareja dejó en casa a sus gemelos Sir y Rumi de 5 años.

Algunos de los asistentes célebres a esta gala fueron la hermana de Beyoncé, Solange Knowles, quien también colaboró en el evento, Lupita Nyong’oKelly RowlandAngela Basset o Halle Bailey, protagonista de la Sirenita, entre otros famosos.

Te invitamos a leer: Anuncian más artistas para la gala de los Latin Grammy

 

Lo Reciente