El matrimonio de Will Smith y Jada Pinkett podría llegar a su final

Will Smith

La bofetada que el pasado 27 de marzo, durante la ceremonia de los premios Óscar propinó Will Smith al presentador Chris Rock, ha desatado distintas versiones en torno a la relación del Príncipe del rap y Jada Pinkett, su esposa. Incluso, se habla de un posible riesgo de divorcio.

Tras el terremoto mediático, la semana pasada y durante su programa Red Table Talks, Jada colgó un mensaje en el que afirmaba hablarán de su relación cuando llegue el momento.

“Considerando todo lo que ha sucedido en las últimas semanas, la familia Smith se ha centrado en una profunda curación. Algunos de los descubrimientos que hemos hecho en torno a nuestra curación se compartirán en la mesa cuando llegue el momento”, apuntó en lo que es la primera postura oficial del matrimonio.

Pero mientras los Smith se reservan los comentarios, la prensa del entretenimiento especula fuerte sobre lo que estaría pasando la pareja en estos momentos. El 4 de abril, por ejemplo, US Weekly citó a un amigo de la pareja, quien aseguró que Jada estaba molesta con su esposo no sólo por su violenta reacción, sino porque ella jamás le habría pedido que la defendiera.

“Fue el calor del momento y fue él quien reaccionó de forma exagerada. Él lo sabe, ella lo sabe”, habría dicho la fuente cercana.

Por su parte, durante la primera semana de este mes, el diario The Sun aseguró que Smith tomó la decisión de ingresar a una clínica de rehabilitación para superar el estrés que estaba enfrentando. El medio citó a una fuente de Hollywood, la cual afirmaba que dicha clínica era un retiro utilizado por gente rica y famosa.

Posteriormente, la revista Heat recurrió a una fuente anónima, la cual aseguró que Will Smith y Jada apenas se hablan, por lo que el fantasma del divorcio se cierne sobre ellos.

La persona en cuestión dice que Will tiene una fortuna de $350 millones, a cuya mitad tendría derecho Jada de acuerdo a las leyes californianas.

También puedes leer: Johnny Depp y Amber Heard se enfrentan en un nuevo juicio mediático en EE.UU.