Director de la ONDA afirma Estado está comprometido en combatir el plagio y la piratería

ONDA

El director general de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), José Ruben Gonell Cosme, afirmó que el Estado dominicano está comprometido en combatir el plagio y la piratería en el país, y promueve la denominada “economía naranja” que incentiva actividades culturales y creativas que se transformen en bienes y servicios.

El funcionario hizo la afirmación al exponer en el inicio del diplomado “Gestión colectiva en el derecho de autor y conexos en la República Dominicana”, iniciado el sábado 9 de abril organizado junto a la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD y las sociedades de gestión colectivas del país.

Gonell Cosme sostuvo que el Estado, a través de la ONDA administra, regula, fiscaliza y tutela todo lo relacionado con el derecho de autor y los derechos conexos en el país. Pero además, brinda a los autores los servicios de los registros de sus obras, y cuenta con los departamentos de resolución alternativa de conflictos, sociedades de gestión colectiva, de investigación y peritaje, asistencia de usuarios, y el Centro de Capacitación y Desarrollo de Derecho de Autor y Derechos Conexos.

Compromiso del Estado es combatir delitos

El funcionario trató el tema “El rol del Estado en la defensa del derecho de autor y las sociedades de gestión”, en el que explicó que el Estado dominicano promueve el modelo de la economía naranja, y por ello incentiva los bienes y servicios culturales. Anotó que los creadores son quienes lideren el mercado global”.

“Nosotros en la ONDA, como parte del Estado, estamos muy comprometidos con combatir la piratería y el plagio, promoviendo la resolución alternativa de conflictos, para arrojar un acuerdo amigable, y en caso de que no lleguen a un acuerdo, entonces que el tribunal penal sea el competente de conocer el mismo”, apuntó.

Explicó que la ONDA también cumple el rol de combatir la violación de derecho de autor, específicamente lo que es conocido como la piratería y el plagio, que consisten, en el caso de la piratería, en la comercialización de obras protegidas por derecho de autor, sin la autorización de su titular, mientras que el plagio es la acreditación de la titularidad de una obra protegida, creada por un tercero.

Gonell Cosme agregó que este rol es combatido de manera conjunta entre el departamento de Inspectoría de la ONDA, el Ministerio Publico, la Policía Nacional.

Derecho de autor y bienes y servicios culturales

El funcionario dijo que tanto la tecnología, la innovación, la creación intelectual, el derecho de autor y la propiedad industrial conforman el mayor valor agregado de una variante creciente e ilimitada de bienes y servicios.

Afirmó que la trascendencia de una efectiva protección a los titulares de estos derechos sobre las obras del ingenio, las interpretaciones, las ejecuciones artísticas y las producciones de las industrias culturales y de la difusión y comunicación, no solamente alcanzan al aspecto cultural, tradicionalmente protegido por el derecho autoral, sino que también tienen, desde hace muchos años, un impacto económico.

Añadió que ese impacto económico que para algunos países desarrollados significa el 40% de la totalidad de sus exportaciones, en otros, este sector aporta hasta el 15% del Producto Interno Bruto y en ciertas naciones, ocupa hasta el 10% de la población económicamente activa, superando en importancia a actividades de peso como la agricultura, la industria alimentaria, automotriz o al sector financiero.

Innovación, tecnología y derecho de autor

Señaló que “hoy en día la tecnología, la innovación, la creación intelectual y el derecho de autor, conforman el mayor valor agregado de una variedad creciente e ilimitada de bienes y servicios de un país”.

Dijo que “muchos bienes intelectuales ya no se importan, ni exportan, simplemente fluyen de manera intangible por el mundo, precisamente, con la ayuda de la tecnología. El inmenso poder creativo de la humanidad desconoce fronteras, supera los horizontes estatales y escapa, incluso, en ocasiones, a cualquier intento regulador”.

El diplomado iniciado el sábado también participan la Sociedad Dominicana de Artistas Intérpretes y Ejecutantes (SODAIE), la Sociedad General de Autores, Compositores y Editores Dominicanos (SGACEDOM), la Sociedad Dominicana de Artistas Plásticos (SODOMAPLA) y la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

El diplomado es realizado en modalidad semipresencial, en horario sabatino de 8:30 a.m. a 12:30 p.m. y los egresados recibirán un certificado de participación emitido por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Las entidades de gestión colectiva asumirán el costo de la matrícula, por lo que los interesados en postularse pueden realizarlo en el Decanato de la Facultad de Humanidades de la UASD, o en una de las entidades de gestión colectiva. El Decano Augusto Bravo valoró el trabajo que desempeñan las entidades de gestión colectiva en la protección del derecho de autor y conexos de los titulares dominicanos.

También puedes leer: Will Smith es vetado por 10 años de los Oscar por bofetada