«Parásitos», un antes y un después para Hamaguchi

Parásitos

EFE – Desde la irrupción en el “mainstream” de la coreana “Parasite”, ganadora de cuatro Óscar en 2020.

El público parece haber cambiado su modo de acercarse al cine asiático; para el japones Kyusuke Hamaguchi, guionista y director de “Drive my car”.

Esa película supuso “un antes y un después” para creadores como él.

«‘Parasite«‘ abrió las puertas del cine asiático al gran público y demostró que los contenidos que tratan sus películas también son interesantes” para quienes no lo son.

Consideró Hamaguchi, su cinta, nominada este año al Óscar de mejor película en lengua extranjera, y a punto de llegar a las salas españolas.

En cuanto al Óscar, no sabe las posibilidades de ganar: “no soy miembro de la Academia (de Hollywood)”, dice- aunque confesó que lo espera “con emoción».

Detalles

De hecho, tras los premios y los halagos de los profesionales, que la consideran una de las mejores películas de 2021.

Hamaguchi confió en que guste al público porque “trata de temas cotidianos y relaciones humanas familia, novios, amantes, padres e hijos.

Creo que los espectadores la asimilarán bien, a pesar de que dura tres horas -se ríe– ya sé que es un poco larga”, dijo.

“Pero no hago las películas así de largas a propósito, es accidental”, bromeó el japonés, que se defiende de quienes le dicen que, en lugar de largometrajes, debería hacer series, o telenovelas, con un rotundo “a mí me gusta el cine».

De hecho, ninguna de sus películas es corta. Su debut con “Shinmitsusa»” (2012), trabajo de fin de carrera de la ENBU Seminar en Japón, dura 4 horas y 15 minutos; su siguiente ficción tras cuatro documentales, “Happy Hour” (2015) dura cinco horas, y también “fue un accidente»-, dijo con un guiño. Su aspiración es que la próxima no pase de las dos horas.