“Matrix Resurrections” regresa a sus raíces

Arte Y Medio

Resulta admirable que “The Matrix Resurrections”, la nueva producción de Warner Brothers que estreno ayer en cines y en HBO Max, no se conforme con ser un producto corporativo. De hecho, uno de los elementos más inesperados e interesantes es el comentario “meta” del guion de por qué existe otra versión de The Matrix.

El guion del filme no pierde ni una sola oportunidad para señalar, satirizar o desafiar la obsesión que hay en la cultura popular de regresar a las glorias del pasado para, simultáneamente, tener un impacto en el futuro.

La historia

La capa adicional que nos vuelve a conectar con Neo (Keanu Reeves) y Trinity (Carri-Anne Moss) y la profundidad de lo que se plantea, le dan un toque distintivo a esta secuela, pero no evitan que la película sea víctima de lo que está criticando.

De hecho, en varias ocasiones Lana Wachowski parece estar más enfocada en recontextualizar el legado de las secuelas que en crear algo genuinamente memorable con esta. Esto podría haber resultado en un verdadero desastre, pero la cineasta no pierde la oportunidad de expresar varias de sus ambiciones artísticas.

Gracias a esto, “Matrix Resurrections” queda alineada con lo mejor de estos filmes, aunque no se logre recrear el impacto indiscutible de la película original. Por más ambiciosa que sea “The Matrix Resurrections” corre el mismo destino que las secuelas anteriores.

Cine

—1— La historia

Lo que sí se puede discutir abiertamente es que, dado que Neo tiene que enfrentar la posibilidad que las acciones de su pasado no tuvieron, el impacto esperado en esta cinta tiene mayor resonancia emocional.