Crítican a Ben Affleck por sus polémicas declaraciones sobre su ruptura con Jennifer Garner

Arte Y Medio

En las últimas semanas, Ben Affleck había sorprendido al público por su franqueza. Durante la gira promocional de su nueva película, The Tender Bar, respondió a las preguntas de los periodistas con honestidad, sin esquivar temas delicados o aspectos muy íntimos de su vida privada. Sin embargo, este martes, el ganador de dos premios Oscar atravesó los límites al hablar de su ruptura con su ex esposa, Jennifer Garner, o al menos, así lo creen los fans.

Durante una entrevista en el programa The Howard Stern Show, Ben Affleck culpó a la actriz de su adicción al alcohol. Dijo que si no se hubiera separado de ella, probablemente seguiría bebiendo hoy en día. Además, contó que si hubieran permanecido juntos, habrían terminado haciéndose la vida imposible el uno al otro.

“Habríamos terminado destrozándonos. Probablemente todavía seguiría bebiendo”, dijo Affleck. “Eso fue en parte la razón por la que empecé a beber, me sentía atrapado. Me decía: ‘no puedo irme por mis hijos, pero no soy feliz. ¿Qué hago?’ Lo que hice fue beberme una botella de whisky en el sofá, y resultó que esa no era la solución”, agregó.

Las explosivas declaraciones indignaron a gran parte del público. A través de redes sociales, miles de usuarios criticaron al actor, al que llamaron “idiota” por responsabilizar a Garner de sus problemas con el alcohol. Muchos le exigieron al famoso que empiece a asumir sus propios errores y deje de culpar a su ex esposa de su “conducta autodestructiva”.

“¿Culpas a tu ex esposa por beber? Ya eras un alcohólico antes de casarte con ella”, escribió un usuario en Twitter. “Hablar mal de la madre de tus hijos te convierte en un padre terrible y en un idiota total”.

“Eres un idiota. Incluso si esa es la verdad sobre la infelicidad de tu matrimonio, ¿por qué arrastrarías a tu ex por el barro públicamente y la culparías aparentemente de esa situación por tus propias decisiones autodestructivas? Ben Affleck lo confirma: sigue siendo lo peor”.

Affleck y Garner se separaron en 2015, después de 10 años juntos. Durante su matrimonio tuvieron tres hijos: Violeta, de 16 años, Seraphina, de 12 y Samuel, de nueve. En opinión de muchos fans, con sus declaraciones el director de Argo fue injusto con la actriz, a quien expuso al escarnio público, pero también, lo fue con sus hijos, ya que no pensó en el daño que podían causarles sus comentarios.

“Ben Affleck, eres un idiota sin clase. Espero que tus hijos no vuelvan a hablarte porque realmente no eres lo suficientemente bueno para ellos”, escribió @mimisnowball.

“He sido fan tuya desde hace mucho tiempo, pero deja de hablar de Jennifer Garner. Ninguno de los dos son perfectos pero ¿decir que te sientes atrapado en tu matrimonio? Estoy segura de que a tus hijos les va a encantar leer sobre eso”, agregó la usuaria @martharuns.

Los ataques siguieron, la conversación subió de tono y algunos mensajes fueron crueles y demoledores, especialmente al mencionar los problemas de Affleck con el alcoholismo: “La terapia le habría servido más que un barman. Estoy seguro de que también es encantador vivir con él”, dijo un usuario.

En 2018, el actor de Armageddon ingresó a un centro de rehabilitación para tratar sus problemas con el alcohol. Aunque llevaban tres años separados, Jennifer Garner fue la persona que lo llevó en auto hasta la clínica, un hecho que tampoco pasaron por alto los usuarios.

En su charla con Howard Stern, Affleck aseguró que tanto él como la actriz de Pearl Harbor intentaron salvar su matrimonio, pero al final tomaron la mejor decisión por el bien de sus hijos.

“Al final lo intentamos, lo intentamos, lo intentamos porque teníamos hijos, pero los dos sentíamos que no era el modelo de matrimonio que les queríamos dar. La verdad es que nos tomamos nuestro tiempo, tomamos la decisión, nos separamos. Tuvimos un matrimonio que no funcionó. Hicimos lo mejor. Sabía que era una buena madre y esperaba que supiera que yo era un buen padre. Tenía que estar sobrio y lo reconocí”, agregó.

Por el momento el actor no se ha pronunciado sobre la controversia que desató en redes sociales su entrevista de alto voltaje, en la que también habló de su actual relación con Jennifer Lopez, con quien estuvo comprometido en 2004, mismo año en el que pusieron fin a su relación. Contó que durante un tiempo, dudó si debía volver con la cantante, por el impacto que eso podía tener en sus tres hijos.

“Se me pasó por la cabeza, claro. Mi responsabilidad para con mis hijos es la más alta. No quiero hacer nada que sea doloroso o destructivo para ellos si puedo evitarlo. Mi vida les afecta. Su madre y yo somos famosos. Eso es duro. Es una cruz”, agregó.