Vanessa Bryant llega a un acuerdo con su madre por demanda millonaria

Arte Y Medio

Tras más de siete meses de pleito legal contra su madre, Vanessa Bryant finalmente tomó la decisión de llegar a un acuerdo y resolver el caso con su progenitora de una vez por todas.

Según reportes, el caso fue cerrado este viernes, luego de que las partes llegaran a una resolución en privado. Por el momento, los detalles no se han hecho públicos, pero este paso evitará que tanto madre como hija, se presenten frente al juez.

La resolución se da unos siete meses después de que el equipo legal de la viuda de Kobe Bryant pidiera a un juez de California desestimar la demanda presentada por Sofia Laine, en la que exige el pago por supuestos servicios prestados como asistente personal y niñera.

En la demanda, Laine exigía a su hija una pensión para mantenerse económicamente de por vida, ya que según ella había desempeñado trabajos para la familia que no habían sido remunerados, además de que su fallecido yerno había prometido cuidarla por el resto de sus días.

Esta acusación legal fue un golpe inesperado para Vanessa, que a escasos 11 meses de la demanda, había perdido a su esposo y su hija Gianna, de 13 años, en un trágico accidente aéreo. La joven viuda respondió asegurando que su madre solo intentaba obtener una ganancia económica tras la muerte de su famoso esposo.

"He mantenido a mi madre por casi 20 años, ella nunca fue mi asistente personal ni la de Kobe, ni tampoco la niñera", expresó Vanessa a través de un comunicado en diciembre. "Siempre he sido una ama de casa y mi esposo y yo éramos los cuidadores de nuestras hijas a tiempo completo".

En ese momento, Vanessa, quien además vela por el bienestar de sus otras tres hijas: Natalia, Bianka y Capri Kobe, aseguró que su madre siempre tuvo el apoyo del basquetbolista debido a una petición personal de su parte.

"Por casi dos décadas, arreglamos para que mi madre viviera en una de nuestras propiedades cercanas sin costo alguno, porque decía que no tenía dinero para comprar su propia casa después de su divorcio", explicó la viuda. "Mi esposo y yo creímos que era mejor que no viviera en nuestra casa. Ella cuidaba a nuestras hijas de vez en cuando, como lo hacen la mayoría de abuelos lo hacen. Ella no veía asuntos de negocios o gastos. Ella era una abuela mantenida por mí y su yerno, a solicitud mía".

En la demanda Laine exigía el pago por sus servicios a un costo de $96 la hora, asegurando que trabajó cuidando a sus nietas doce horas al día por 18 años.

"Ella no tiene consideración de cómo esto nos afecta a mis hijas y a mí. Quiere vivir de mis hijas y de mí por el resto de su vida, mientras continúa cobrando una pensión mensual de su exesposo desde el 2004. Mi esposo y yo nunca la desanimamos o le impedimos que proveyera para ella misma. Mi esposo jamás le prometió nada a mi madre y estaría tan decepcionado de su comportamiento y falta de empatía", dijo sobre el cobro.

Hasta el momento se desconoce si hubo alguna compensación monetario para cerrar el caso o si madre e hija limaron asperezas. Lo cierto es que Vanessa y sus tres retoños están más unidas que nunca, disfrutando de unas relajantes vacaciones por Europa en compañía de la familia del también basquetbolista Paul Gasol, fiel amigo de Kobe Bryant desde su temporada en Los Angeles Lakers, donde juntos consiguieron sendos títulos de la NBA en 2009 y 2010.