Sexualidad de Ariana Grande es cuestionada por su nuevo vídeo musical

Arte Y Medio

Con el estreno de su vídeo musical "Monopoly" se desataron las especulaciones sobre la verdadera orientación sexual de la cantante Ariana Grande, quien ya despejó las dudas. Y es que las opiniones sobre el nuevo sencillo de la cantante junto a Victoria Monét se centraron en la presunta insinuación de que Grande es bisexual.

Además del dúo ante la cámara, la letra de la canción fue lo que causó más revuelo: "Me gustan las mujeres y los hombres". Además, aparecen afuera de la puerta de un baño de hombres, pero con las manos forman las letras "W" y "O", para que junto a la palabra "Men" (hombre) diera como resultado "Women" (mujer).

"Ariana no se va a etiquetar, pero dijo lo que dijo", escribió alguien, por lo que Ariana Grande respondió: "Nunca lo he hecho y no siento la necesidad de hacerlo, lo que está bien".

Así terminó el debate sobre su sexualidad, pues en lugar de elegir alguna orientación sexual homosexual o heterosexual, la cantante decidió no ponerse ninguna "etiqueta", lo que podría denominarse "sexualidad fluida".

El término ha sido aplicado recientemente por algunas personas y se refiere a que su orientación es abierta y cambiante, y no basada en el género binario, según dijo el DR. Chris Donaghe, autor del libro "Sex Outside the Lines: Authentic Sexuality in a Sexually Dysfunctional Culture".