Publicidad
Home Espectáculo Murió Debbie Reynolds, un día después de su hija Carrie Fisher

Debbie Reynolds, ícono del cine, murió ayer miércoles 28 de diciembre, a los 84 años de edad. Un día después de que su hija, la también actriz Carrie Fisher muriera de un infarto a los 60 años.

Según información de TMZ, Reynolds estaba pensando en su hija en sus últimos momentos. “La extraño tanto, quiero estar con Carrie”.

La actriz de la cinta Singin in the rain (1952) estaba en la casa de su hija cuando tuvo que ser llevada al hospital por un posible accidente cerebrovascular este miércoles confirmó la revista People.

Reynsold, agradeció a los fans el martes por el apoyo que le dieron después de la muerte de su hija. “Gracias a todos los que han abrazado los dones y talentos de mi amada e increíble hija”, dijo Reynolds, de 84 años, en Facebook.

“Estoy agradecida por sus pensamientos y oraciones que ahora la están guiando a su próxima parada”.

Fisher conocida por su papel de la Princesa Lea en Star Wars, falleció víctima de un infarto y se dio a conocer la noticia el día martes a través de un comunicado de prensa.

“Con una profunda tristeza Billie Lourd confirma que su amada madre Carrie Fisher murió hoy a las 8:55 de la mañana. Fue amada por el mundo y será extrañada profundamente. Nuestra familia entera agradece por sus pensamientos y oraciones”, fueron las palabras entregadas por los familiares de la actriz.

Publicidad