Publicidad
Home Espectáculo Actriz Gabourey Sidibe sufre discriminación en tienda de Chanel

Vaya historia por la que Gabourey Sidibe y la marca CHANEL serán relacionadas, esto luego de que la protagonista de “Precious” publicara un ensayo en el blog de su amiga Lena Dunham donde relataba cómo una vendedora le pidió “amablemente” retirarse de la tienda.

Todo comenzó cuando Gabourey decidió que quería comprarse unos lentes de sol similares a los de su amiga y compañera de reparto en Empire, Taraji P. Henson. Aprovechando que había una tienda de CHANEL cerca de su departamento en Chicago, la actriz –como cualquier persona lo haría– decidió ir a buscar el modelo que quería. De camino, Taraji le marcó por teléfono diciéndole que no podía acompañarla, pero que había encargado un par de sandalias y que si podía recogerlas. Ella aceptó.

Vestida de botas, un abrigo Balenciaga y un bolso vintage (irónicamente) de CHANEL, la joven actriz llegó a la boutique y en cuanto vio los lentes que buscaba se fue directamente al aparador. No pasó mucho tiempo para que una de las encargadas se le acercara para ofrecerle su ayuda. Sin embargo, describe Gabourey, la mirada de la vendedora no era precisamente la que ella esperaba.

“¿Me puedes mostrar esos lentes, por favor?”, solicitó la actriz.

“Aquí no manejamos lentes”, le respondió. “Sólo shades (que en realidad es lo mismo). Hay una tienda cruzando la calle donde venden lentes”.

“¿Cruzando la calle?”, preguntó la también protagonista de American Horror Story.

“Sí, en el edificio que está cruzando la calle, quinto piso”, le indicó la vendedora.

“Pero yo quiero unos CHANEL“, le respondió.

La actitud de la encargada fue la misma: Le repitió que podía encontrar en otra tienda lo que buscaba, que ahí también tenían modelos de la marca.

“Me habría encantado pensar que estaba siendo amable y estoy segura de que a ella le habría encantado pretender que era amable, pero realmente sólo era condescendiente… Yo estaba tratando de comprar unos lentes, ella tratando de terminar la conversación lo más pronto posible. Sólo para estar segura de lo que estaba pasando, hice que me pidiera irme –de una manera amable– tres veces”, confesó la actriz en el ensayo.

“Sabía lo que ella estaba haciendo. Ella había decidido, con solo una mirada, que yo no estaba ahí para gastar dinero. A pesar de que yo llevaba una bolsa CHANEL, ella decidió que yo no era una consumidora de CHANEL, que no valía la pena gastar su tiempo y energía”.

Pese a esto, Gabourey aún tenía que recoger las sandalias de su amiga así que, para desgracia de la vendedora, la famosa actriz no podía retirarse sin el encargo. Finalmente, después del bochornoso momento, Gabourey salió de la tienda con el encargo de Taraji y dos pares de lentes de sol.

Luego de que se revelara este penoso incidente, la prestigiosa marca ofreció una disculpa pública a la actriz:

CHANEL expresa su más sincero arrepentimiento por el servicio al cliente que recibió la señorita Sidibe y que mencionó en un ensayo publicado en un sitio web… Lamentamos que ella no se haya sentido bien recibida y ofendida. Tomamos muy en serio sus palabras y de inmediato investigamos los hechos para entender qué sucedió, sobre todo porque esto va en contra de los altos estándares que CHANEL desea dar a sus consumidores… Estamos sumamente comprometidos a dar el mejor servicio a cualquier persona que venga a nuestras tiendas. Esperamos que en el futuro la señorita Sidibe decida regresar a una boutique de CHANEL y experimentar nuestro verdadero servicio al cliente”.

Ésta, acepta la actriz, no es la primera vez que se ha sentido discriminada, no sabe si por su color de piel, su aspecto o por su peso:

“De hecho me pasa seguido. Toda mi vida. Antes y después de que me convertí en una actriz reconocida”, aseguró.

Publicidad