Publicidad ▾
Home Espectáculo La modelo Adriana Lima quería ser monja

Adrian Lima es considerada como una de las modelos más influyentes de la historia, ha debutado en las pasarelas durante más de 17 años, durante los cuales solo realizó un parón en el año 2009, momento en el que estaba embarazada de su hija mayor, Valentina, fruto de su relación con la ex estrella de la NBA, Marko Jaric.

Sin embargo, la maternidad no la detuvo tres años después, tras dar a luz a su segundo retoño, Sienna, hija también de su exmarido Marko. La supermodelo, a sus 35 años, no tiene intención de bajarse de las pasarelas por el momento. “Mi objetivo es seguir desfilando hasta los 40 años por lo menos”, explicó durante una entrevista ofrecida para la revista Ocean Drive.

Nombrada por la revista Forbes 2016 como la segunda modelo mejor pagada y el ángel más valioso de la firma de lencería, Adriana Lima sirve de inspiración a millones de chicas que, como ella, desean triunfar en el mundo de la moda. Tras una infinidad de romances pasajeros, parece que finalmente ha encontrado la estabilidad junto a su pareja actual, el jugador de los New England Patriots, Julian Edelman.

Católica practicante

Hija única y criada por una madre soltera su padre las abandonó cuando Adriana tenía tan solo seis meses de edad- la maniquí creció en un ambiente muy católico, iba a misa todos los domingos. Durante la entrevista, Lima confesó que antes de viajar hasta Nueva York, donde firmó como Elite Model Management, quería ser monja, muy lejos de la idea de ángel en el que se ha convertido. Aseguró que siempre lleva consigo una Biblia que lee entre bastidores antes de salir en escena, reza y va a misa todos los días. “La Iglesia está en mí. Pienso que si estás conectado con lo divino y siempre tienes intenciones buenas, estás protegida por los ángeles”, explicó.

Con cerca de 10 millones de seguidores en Instagram, Adriana Lima ha sido la única celebridad que ha logrado patrocinar dos de los anuncios en la historia de la Super Bowl, en el año 2012. Con la presión de ser una de las mujeres más deseadas del planeta, una de las top models más atractivas y de haber ganado infinidad de premios y galardones de moda, Adriana Lima se refugia en el boxeo para mantener los pies sobre la tierra. “Es el único momento del día en el que puedo pensar con claridad y relajarme”, confesó.

La maniquí reside actualmente en Miami, asegurando que es el lugar en el que se siente más cerca de su Brasil natal. “Quería encontrar un sitio donde siempre fuese verano, que fuese agradable y acogedor, con gente cálida y un hermoso océano”, dijo. “Me enamoré de Miami desde el primer instante, además hay muchos brasileños aquí, lo que me hace estar más cerca de mi gente y de mi país”.